Las cirugías plásticas más bizarras

cirugias

SALUD - 6 mayo, 2014

Conoce algunas de las más bizarras cirugías plásticas en el mundo. Desde el hombre que parece un reptil hasta la modelo que posee senos talla z, para bien o para mal estas personas han tomado la cirugía plástica como un medio para expresar sus más locas fantasías.

Erik Sprague se ha transformado en un reptil a través de sus más de 700 horas de tatuaje, cinco cuernos implantados por encima de las cejas, la bifurcación de su lengua y el estiramiento de su tabique, además del lóbulo de sus orejas.

La modelo Hang Mioku se convirtió en adicta a la cirugía plástica a sus 28 años. Tanto es así que los médicos se negaron a realizarle más cirugías, por lo cual ella recurrió a inyectarse aceite de cocina en su cara con la esperanza de conseguir una piel más suave, pero logró todo lo contrario.

Dennis Avner alias “Stalking Cat”. Tatuajes faciales, implantes de bigotes, dientes y varias cirugías para cambiar la forma de su cara han convertido a este hombre en lo más parecido a un gato o tigre como era su deseo.

Pete Burns, más conocido por pertenecer a la banda británica “Dead or Alive” ha dado un total “Spin Me Round” a todo su cuerpo.

Jocelyn Wildenstein, según informes gastó más de $ 4 millones de dólares en cirugías en los últimos años.

Esta es Kristina Rei. Una mujer rusa que realmente le gusta Jessica Rabbit. Se ha agrandado los labios varias veces en un esfuerzo por parecerse más al personaje de los dibujos animados.

Si esta mujer no parece real, eso es porque no se supone que sea. Ella es, sin embargo, Valeria Lukyanova quien mediante varias cirugías se ha convertido en una muñeca Barbie de carne y hueso.