¿Cómo evitar el aumento de peso en navidad?

Aumento de Peso en Navidad

SALUD - 27 noviembre, 2012

No es un secreto para nadie, sobre todo para aquellos que cuidan su peso, que la navidad trae consigo una serie de tentaciones al paladar por los platos, postres, fiestas, reuniones familiares, regalos y demás que representan estas festividades, pero muchos nos preguntamos “¿qué es aquello que provoca el aumento de peso?”.

Hay ciertos platos que se caracterizan por ser consumidos en navidad, mientras que hay otros que siempre los encontramos por ahí, pero que eliminamos de nuestra dieta para poder mantenernos balanceados.

Aunque usted no lo crea, no es sólo el exceso de calorías lo que provoca el aumento de peso, sino también la inflamación intestinal, que es consecuencia de: 1. Consumir platos que anteriormente habíamos dejado a un lado por la dieta; 2. Cualquier plato que tenga más de 1,000 calorías; 3. Frustraciones, discusiones, tristeza por no estar donde o con quien uno desearía en esas festividades (que son más propensas a suceder en esta época), porque este estrés reduce las bacterias buenas de la digestión y da paso a las malas.

La inflamación intestinal, a pesar de que es provocada por un día, tiene consecuencias durante el resto de la semana, de manera que si tenemos un régimen alimenticio durante esos 5 días y nos tomamos “unas vacaciones” el fin de semana, igualmente se verá perjudicado nuestro metabolismo y no servirá de mucho ese control.

Pero todo esto puede evitarse o, al menos, disminuirse con algunas medidas:

1. Ingerir alimentos fermentados.  Alimentos como el yogurt contienen una gran cantidad de bacterias buenas, por lo que el doctor Rafael Bolio recomienda que se consuman 4 onzas de yogurt dos veces al día durante toda la semana.

2. Un licuado de espinacas, piña, jugo de naranja, cilantro y jengibre. En el mismo orden, las porciones son: mínimo una taza, una rebanada grande, ocho onzas o 250ml, media taza o mas y un trozo pequeño.  Beberse la mitad de este licuado antes de esa festividad y la otra mitad después de, reducirá la inflamación y ayudará a una mejor digestión.

3. Tomar jugo de naranja con comida abundante. El jugo de naranja es el eliminador por excelencia de la inflación por exceso de calorías, incluso mejor que el agua y, por supuesto, bebidas gaseosas o alcohólicas.

4. Vino tinto. Beber vino tinto, en vez de otras bebidas, ayuda a obtener moléculas que reducen la inflamación, siempre que se beba con moderación porque, de lo contrario, el exceso podría generar inflamación.

5. Incluir ensalada en el plato siempre.  Además de reducir el apetito y la cantidad de grasa absorbida, las ensaladas tienen enzimas que ayudan a digerir todo lo que se ha comido.