El New York Times sufre la nueva forma de callar opiniones

internet-seguridad

INFOTECH - 28 agosto, 2013

Empresas y gobiernos, así como también los profesionales, han ido entendiendo la forma tan rápida de propagación de informaciones debido al internet, los medios sociales y todo lo que implica en este medio, por eso ya no utilizan o se han enfocado en nuevas formas de tratar de parar la información mediática que les afecta o que tratan temas sensibles que les afectan en su desempeño diario. Uno de los casos más recientes de forma de callar una opinión o que se divulgue informaciones sobre un evento o actividad lo ha sido el diario The New York Times.

En el día de ayer a eso del mediodía, la edición digital del New York Times estuvo confrontando problemas para los lectores accesar a las informaciones que se colocan en dicha plataforma, y lo que se ha estado divulgando es que la misma fue afectada por personas externas que trataron en la medida de lo posible de hacer colapsar el sitio. Esto lo estuvieron haciendo con diferentes formas, atacando con múltiples herramientas, hasta lograr que en un momento determinado los lectores no podían accesar a dicho sitio.

Lo que se ha informado o rumorado de esto es que todo este ataque vino por el hecho de que el New York Times había estado colocando información puntual sobre el supuesto o real ataque del gobierno Sirio a un grupo de personas con armas químicas. Aunque esto no se ha podido determinar, el diario digital New York Times había estado colocando informaciones relevantes sobre este hecho y tratando de llevar estas informaciones para el conocimiento del público en general y de sus recurrentes y nuevos lectores.

El hecho de que el gobierno de Siria haya estado o no involucrado en los ataques para tratar de inhabilitar por un tiempo la edición digital del New York Times, se inscribe por tanto en las nuevas modalidades de tratar de callar opiniones en el mundo moderno, ya que anteriormente lo que se ejecutaban eras amenazas o chantajes para que las informaciones no se publicaran en las ediciones impresas, o en televisión y radio, que eran los medios idóneos o que se utilizaban más, pero con el auge y penetración del internet, cada vez más se está poniendo mucho más difícil tratar de ocultar información o evitar que se divulgue un hecho o acontecimiento importante, de un gobierno, empresa o persona en especifico, por todo lo que implica el internet.